El hígado es la glándula más grande del cuerpo. Pesa hasta 1,400 kg, está suspendida en la parte trasera de las costillas, en el lado superior derecho del abdomen (hipocondrio derecho) y se extiende por casi todo el ancho del cuerpo. Al ser responsable de cientos de funciones diferentes, es también el órgano más complejo y activo de todos.

Como laboratorio del cuerpo, recibe todos los productos finales de la absorción de los aminoácidos, hidratos de carbono y grasas provenientes de los alimentos. Los transforma en sustancias más complejas. Sintetiza (forma) bilis y fagocita (engulle) sustancias extrañas. Además metaboliza, es decir destruye hormonas y medicamentos. Según la MTC (medicina tradicional China) el hígado tiene también un control directo sobre nuestras emociones.


La salud de una persona depende de la capacidad de su organismo para eliminar las toxinas. Los hábitos de hoy en día, falta de ejercicio, fumar, mala alimentación, estrés, etc, favorecen la acumulación de estos residuos. Todas las enfermedades o síntomas de mala salud son causados por algún tipo de obstrucción, en los vasos sanguíneos, en un colon constantemente estreñido, obstrucción de orina en los riñones o la vejiga debido a una piedra calcificada que puede provocar la retención de líquidos y el aumento de peso, mucosa que obstruye los conductos de aire de los pulmones, etc. Obstrucciones como éstas o similares en el cuerpo están directa e indirectamente ligadas al restringido funcionamiento hepático, y en particular, al punto muerto causado por los cálculos biliares en el hígado y la vesícula, que se comienzan a acumular a partir de los quince años de edad.



¿Por qué es necesario hacer una limpieza de hígado?


Básicamente por el estilo de vida que llevamos, la alimentación desordenada y desequilibrada que consumimos y la falta de ejercicio o deporte. El hígado genera más grasa y luego la almacena en exceso. Es importante hacer una dieta de desintoxicación del hígado de vez en cuando para mejorar tu función hepática y aumentes tus niveles de energía. Hasta podrás tener más voluntad de hacer actividad física, levantarte más temprano, rendir más en el trabajo o la Universidad, etc.



¿Qué sintomas nos indican que necesitamos una limpieza de hígado?


Son innumerables, pero podemos mencionar los siguientes:
  • Cansancio y fatiga
  • Impotencia
  • Problemas sexuales
  • Desequilibrios hormonales
  • Problemas urinarios
  • Enfermedades renales
  • Problemas de visión
  • Color oscuro debajo de los ojos
  • Ojos hinchados
  • Ojos y piel amarilla
  • Manchas en las palmas de las manos y la cara
  • Cabello graso o pérdida del cabello
  • Exceso de peso u obesidad
  • Escoliosis hacia el lado derecho
  • Cuello rígido
  • Fuertes dolores en la espalda y los hombros
  • Dureza en las articulaciones y los músculos
  • Extremidades frías
  • Osteoporosis
  • Adormecimiento o parálisis de las piernas
  • Trastornos cerebrales
  • Una personalidad irritable o «biliosa»
  • Pesadillas, sobre todo de 1 a 3 a.m.
  • Trastornos digestivos
  • Cirrosis hepática
  • Colesterol alto
  • Heces de color arcilla
  • Hemorroides
  • Mareos y episodios de lipotimias (desmayos)
  • Gota
  • Asma
  • Depresión
  • Ansiedad

Es por todo esto que lo primero que debemos hacer es plantearnos una depuración o “limpieza del terreno”. Hay casos que durante el proceso puede aparecer una crisis aguda. Éste es un buen síntoma ya que nos indica que los cambios positivos han comenzado. Durante la crisis puedes observar como la Ley de Hering sucede: “cuando existe una sintomatología muy evidente todos los síntomas van cambiando, expresándose por orden inverso de aparición: primero los más recientes, después los más antiguos. Y antes los de las zonas inferiores que los de las zonas superiores”.

Dependiendo del grado de toxicidad de la persona puede aumentar la sudoración, aparecer fiebre, incremento de la mucosidad, asma… Lo normal es que no aparezcan tales síntomas porque esta depuración se realiza de manera paulatina, dejando que el cuerpo se libere de las toxinas gradualmente. Pero si aparecieran, lo mejor es no suprimirlas (siempre que no implique un riesgo claro para su integridad), sino encauzarlas con alguna técnica natural ya que el organismo elige siempre la forma más adecuada para restablecer el equilibrio.


¿Cómo limpiar el hígado? 


Recuerda que el trabajo que hace todos los días este órgano lo hace acumular toxinas, por lo que la idea es eliminar estos residuos negativos. 

Antes de comenzar con la limpieza, necesitamos librarnos de los parásitos. Podemos tener cerca de 100 parásitos en el organismo, muchos de ellos se hospedan en el tracto gastro-intestinal, desde los más simples protozoos como las entoamebas a los más complejos helmintos. Entre éstos podemos destacar, por su incidencia en nuestro entorno, las tenias (Taenia solium), los áscaris (Ascaris lumbricoides) y los oxiuros (Enterobius vermicularis). 

Algunos de los síntomas que dichos parásitos pueden producir son:
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Mal aliento
  • Calambres abdominales
  • Flatulencia
  • Fiebre
  • Fatiga
Si no se eliminan, como pueden vivir durante años en el organismo, causarán infecciones crónicas y los síntomas serían:
  • Síndrome de intestino irritable
  • Alergias
  • Colitis ulcerosas
  • Fatiga crónica
  • Dolores en las articulaciones
  • Sistema inmunológico deprimido 
Aquí dejo un link a una dieta para la desintoxicación



¿Como saber que la depuración ha terminado?


Existen una serie de signos que nos informan de la evolución del proceso, como son:
  • La lengua deja de tener una capa gruesa de saburra blanca o amarillenta. Cuando vuelve a ser sonrosada y la saburra es fina la depuración ha llegado a su fin.
  • El aliento deja de ser fuerte (a veces hasta fétido).
  • La orina ya no es oscura y densa, con olor fuerte.
  • Cambiará la sudoración, que se volverá más clara.


¿Cuales son los efectos de la depuración? 


Son realmente espectaculares: 


  • Las digestiones mejoran y aumenta la energía y la vitalidad ya que los nutrientes se absorben mucho mejor y los productos de desecho se eliminan eficazmente.
  • El dolor se reduce espectacularmente e incluso llega a desaparecer, ya que las toxinas responsables de la inflamación de los tejidos han sido eliminadas del organismo.
  • Se ralentiza el envejecimiento celular (los famosos “achaques”), ya que las principales causas del metabolismo celular ineficaz son las funciones digestivas y hepáticas débiles.
  • Mejora el nivel de concentración y la agilidad mental, ya que el cerebro está correctamente nutrido.
  • Mejoras la salud emocional ya que el hígado provee al sistema nervioso de nutrientes y si este está bien nutrido tendrá una mejor respuesta frente al estrés. 

Según la MTC (Medicina Tradicional China) la emoción asociada al hígado es la rabia y la emoción del riñón es el miedo y la ansiedad, expresada en sus distintos matices, tanto externa como internamente, la ira reprimida se convierte en un sentimiento de frustración. Un hígado bloqueado puede producir un carácter irritable y si la ira se contiene durante mucho tiempo puede aparecer la depresión. Normalmente después de esta limpieza se suele experimentar un sentimiento de libertad y euforia, con un nivel de energía muy superior.



Como últimas recomendaciones: reduce las porciones que consumes, evita el alcohol, la carne roja, los lácteos y los productos refinados, bebe suficiente agua y realiza una rutina de ejercicio moderada. 

Fuentes: Cristina Cervantes – Daniel Santos


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *