El Masaje Pre Natal

Masaje prenatalLos embarazos pueden provocar, entre otras, molestias muy dolorosas que afecten a músculos o a huesos. Las embarazadas son las grandes sufridoras en este aspecto debido a los movimientos de sus vidas cotidianas y al peso añadido con el que cuentan durante su embarazo.

Los masajes durante el embarazo son una terapia especialmente diseñada para las necesidades de la futura mamá, también son conocidos como masaje pre-natal.

Su objetivo es el mismo que el de los masajes regulares, es decir, relajar los músculos tensos, aliviar puntos dolorosos, mejorar la circulación y provocar una relajación total, a diferencia que están diseñados para las necesidades de las mujeres embarazadas y para sus cuerpos que se hallan en constante modificación.

Durante el embarazo, el útero se encuentra en constante expansión, desplazando el centro de gravedad del cuerpo, estirando y debilitando los músculos abdominales, haciendo que la postura de la embarazada cambie y su espalda se vea sometida a presiones adicionales.


Masaje embarazadasLa presión del útero extiende la tensión de los músculos de la pierna superiores e inferiores, haciendo que se hinchen y ejerzan presión sobre los nervios cercanos. La terapia de masaje se ocupa de los nervios inflamados, ayudando a liberar la tensión en los músculos cercanos. Muchas mujeres han experimentado una reducción significativa en el dolor del nervio ciático durante el embarazo a través del masaje regular. El útero también puede llegar a ejercer presiones sobre otros nervios, causando dolores en el cuello, los músculos abdominales y los hombros. 

Los masajes prenatales ayudan a minimizar estos síntomas de tensión.

La regulación hormonal

Masaje prenatalLos estudios realizados en los últimos 10 años han demostrado que los niveles de hormonas asociadas con la relajación y el estrés se modifican significativamente, lo que lleva a la regulación del estado de ánimo y la salud cardiovascular mejorada, cuando se introdujo la terapia de masaje para el cuidado prenatal de las mujeres. En las mujeres que recibieron masajes dos veces por semana durante sólo cinco semanas, las hormonas como la noradrenalina y cortisol («hormonas del estrés») se redujeron los niveles de dopamina y los niveles de serotonina se incrementaron (bajos niveles de estas hormonas están asociadas con la depresión). Estos cambios en los niveles hormonales también dieron lugar a un menor número de complicaciones durante el parto y menos casos de complicaciones del recién nacido, tales como bajo peso al nacer. La evidencia apunta fuertemente a las prestaciones de la salud materna y del recién nacido cuando el masaje terapéutico está incorporado a la atención prenatal regular.

En el embarazo, la mujer puede sentir diversas molestias a nivel musculoesquelético y en su sistema circulatorio, debido a los cambios hormonales, el aumento de volumen y la ganancia de peso. Estas molestias son comunes e inherentes al proceso de embarazo y, por lo tanto, provocan que la futura mamá se siente incómoda, dolorida y cansada.

Beneficios

El masaje prenatal o durante el embarazo es una técnica manual, dirigida a las necesidades del cuerpo de la futura mamá, con este masaje se ayuda a reducir alguna de las molestias del embarazo, ayudando a que se sienta mejor.

Los beneficios del masaje prenatal son:
  • Reducción del estrés y la ansiedad.
  • Mejora la pauta del sueño.
  • Proporciona relajación física y mental.
  • Ayuda a estabilizar las hormonas.
  • Alivia el dolor de espalda y lumbares.
  • Reduce calambres en piernas.
  • Estimula la circulación de la sangre.
  • Mantiene la elasticidad de la piel, disminuyendo el riesgo de estrías.
  • Ayuda a eliminar líquidos.
  • Ayuda energizar el cuerpo al reducir el estrés hormonal.
  • Proporciona bienestar y placer.


 ¿Es seguro masaje prenatal durante todo el embarazo?

  • Las mujeres pueden comenzar la terapia de masaje en cualquier momento de su embarazo – durante el primer trimestre, segundo o tercer trimestre. Algunos centros de masaje o terapia física prefieren no ofrecer masajes a clientas en su primer trimestre de embarazo. Si bien esta es la etapa de mayor riesgo de pérdida del embarazo, no existen estudios que indiquen que los masajes aumenten este peligro. En todo caso, y por mayor seguridad, consulte con su médico de antemano y haga saber a su masajista previamente que se está embarazada.
  • Si está en riesgo de parto prematuro, pues algunos puntos sensibles en los tobillos, pies, orejas, manos y muñecas pueden estimular los músculos pélvicos. Si se está cerca de la fecha probable de parto o se conoce riesgo de parto prematuro, se deben evitar estos puntos.
  • Si está en un embarazo de alto riesgo.
  • Si padece preeclampsia (condición que combina presión arterial elevada (más de 140/90) y cantidades excesivas de proteína en la orina de la madre) o eclampsia(complicación en el embarazo que consiste en convulsiones que no son causadas por una afección cerebral previa).
En cualquier caso, consultar siempre con su médico si aconseja o no el masaje prenatal.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *