Qué es la fibromialgia


La fibromialgia es una enfermedad reumatológica que se caracteriza por el dolor crónico generalizado durante más de tres meses. Normalmente el paciente localiza este dolor en el aparato locomotor. 



Fibromialgia
Según el estudio Episer realizado por la Sociedad Española de Reumatología (SER) en el año 2000, se estima que en la población española la prevalencia de la fibromialgia es del 2,73 por ciento, siendo más frecuente en las mujeres que en los hombres. 



Esta patología puede manifestarse a cualquier edad, no obstante, es mucho más prevalente en las edades medias de la vida y se considera la causa más frecuente de dolor musculoesquelético. 



Con respecto al sexo, la Fibromialgia es una patología que afecta masivamente a las mujeres en una proporción que se cifra entre 8/1 y 20/1 (mujeres / hombres), sin que sepamos a qué se debe esta masiva predilección por el sexo femenino. Pese a ello es conveniente recordar que existen hombres con Fibromialgia, pues a veces su diagnóstico se hace más difícil por ésta circunstancia.



Las personas que la padecen, sufren dolores en distintas partes del cuerpo que pueden llegar ser muy intensos. El término mialgia indica dolor muscular; por el contrario, la miositis está causada por inflamación del tejido muscular y es un término inapropiado para la Fibromialgia, en la que la inflamación está ausente.




Síntomas



En la Fibromialgia el dolor tiene que ser generalizado y existen otras formas similares de dolor regional o localizado (por ejp. Síndrome de dolor miofascial, relacionado con sobreesfuerzo o micro traumatismos). Además del dolor y el agotamiento, las personas con Fibromialgia experimentan algunos de los siguientes síntomas: trastornos del sueño, síndrome del intestino irritable, anquilosamiento y rigidez del cuerpo, dolores de cabeza o de la cara, malestar abdominal, vejiga irritable, parestesia, entumecimiento u hormigueo, dolores del pecho y costocondralgia (dolores musculares donde las costillas se juntan con el esternón), desequilibrios y mareos, mayor sensibilidad al medio ambiente, etc. Los síntomas tienden a fluctuar y no necesariamente ocurren simultáneamente. 

Fibromialgia

Según la SER, las manifestaciones clínicas más frecuentes son: 




  • Dolor muscular: también conocido como mialgia, que aparece de forma crónica y puede prolongarse durante más de tres meses. Este dolor es difuso, inespecífico y afecta a muchas partes distintas del cuerpo. El dolor en la fibromialgia tiene algunas peculiaridades como alodinia (dolor por estímulos no dolorosos), hiperalgesia (dolor mayor de lo normal en relación al estímulo doloroso) y persistencia (está presente durante más tiempo de lo normal).

  • Fatiga y cansancio: Estos dos síntomas aparecen al realizar poco esfuerzo, o ninguno, y no siempre desaparecen al descasar.

  • Rigidez: Aunque la rigidez puede aparecer como un síntoma de otras enfermedades reumáticas, al igual que la fatiga y el cansancio, tiene una serie de peculiaridades que la diferencia de otras patologías como la artritis reumatoide, la artrosis o el lupus. En estos casos los pacientes pueden presentar entumecimiento, calambres en las piernas, sensación de hinchazón, agarrotamiento, contracturas musculares, movimientos involuntarios, temblor y sensación de bloqueo.

  • Trastornos del sueño: Las personas que tienen fibromialgia pueden manifestar problemas para conciliar el sueño, así como despertarse repetidamente durante la noche o que el sueño no sea reparador.

  • Deterioro cognitivo: Esta enfermedad puede dificultar que el paciente procese la información, la memorización o que se exprese verbalmente de forma adecuada.

    Fibromialgia
  • La ansiedad y la depresión suelen estar vinculados con la enfermedad. Sin embargo, los especialistas no pueden determinar si se producen antes, como consecuencia de la enfermedad o aparece en el trascurso de la misma.
  • Por último, existen muchos síntomas relacionados con trastornos gastrointestinales, como el intestino irritable o la hernia de hiato, trastornos muscoesqueléticos, como el síndrome del túnel carpiano, metabólicos (hipotiroidismo) y autonómicos (mareos, vértigos, hipotensión, etc.).
  • Por otro lado, estos síntomas pueden provocar que a menudo la fibromialgia se confunda con la polimialgia reumática, una patología que se caracteriza por dolor con impotencia funcional y rigidez. No obstante, a diferencia de la fibromialgia, la polimialgia reumática es una enfermedad inflamatoria que produce alteraciones en los análisis de sangre y tiene pruebas diagnósticas y tratamientos específicos.


Cómo se manifiesta la Fibromialgia


Los pacientes con Fibromialgia se quejan de que les duele todo y manifiestan sentir fuertemente doloridos los músculos del cuerpo; muchas veces el dolor va acompañado de una sensación de quemazón o fatiga muscular. 



Fibromialgia

La Fibromialgia puede ser leve, moderada o severa, en función de la afectación que la enfermedad produce en la vida del enfermo. De acuerdo al caso, una persona con Fibromialgia leve responderá a los tratamientos sintomáticos y seguirá trabajando y desempeñándose bien en casi todas las esferas de su vida. Alguien con Fibromialgia moderada probablemente tendrá problemas en uno o dos aspectos de la vida cotidiana como por ejemplo en el ámbito laboral por ausentismo reiterado, o en los vínculos interpersonales, cuando surgen dificultades secundarias por la falta de comunicación y/o comprensión de los efectos que causa la sintomatología en general y el dolor en particular. Mucha mas complicada es la situación de la persona con Fibromialgia grave (entre un 10 y un 17% de todos los casos) cuando a causa de la enfermedad estas personas dejan de ser socialmente activas y laboralmente productivas, quedando severamente descompensados. 


La intensidad del dolor puede fluctuar a lo largo del tiempo pero normalmente nunca desaparece por completo. El dolor acostumbra a ser más intenso por la mañana, durante los cambios de clima y durante los episodios de ansiedad y estrés (las buenas noticias también causan estrés). Cuando la persona afectada por Fibromialgia permanece inmóvil por espacio de cierto período de tiempo (por ejemplo en el cine, la sala de espera o en una reunión social), sus músculos se vuelven duros y dolorosos. El inicio del movimiento por la mañana es dificultoso porque los músculos están rígidos y son a su vez dolorosos. 

Las personas con Fibromialgia, refieren un gran cansancio que parece relacionado con los trastornos del sueño. Estos trastornos del sueño, que condicionan en general, una falta de sueño profundo, afectan también a la capacidad de concentración y a la memoria inmediata, produciendo síntomas que pueden confundirse con alteraciones neurocognitivas. 

Aunque la severidad de los síntomas varia en cada persona, la Fibromialgia se parece a un estado de convalescencia de una enfermedad. Este aspecto y muchos de los síntomas de la Fibromialgia tienen gran similitud con otra enfermedad crónica conocida como Síndrome de Fatiga Crónica, aunque existen características diferenciales que un experto valorará. Ambas enfermedades pueden coexistir en una misma persona.


Diagnóstico 


El diagnóstico se realiza mediante la exploración clínica del paciente y por la existencia de diferentes síntomas, como dolor, rigidez o trastornos del sueño, sin que exista una explicación alternativa que justifique que se trata de otra enfermedad. 

Tal y como indican desde la SER, el resultado del examen físico general suele resultar normal y en la actualidad no hay ninguna prueba de imagen o laboratorio que confirme el diagnóstico, aunque los análisis pueden ayudar a descartar otras enfermedades como el lupus, el hipotiroidismo o la artritis reumatoide. 

Fibromialgia
El diagnóstico diferenciador suele confirmarse cuando en la exploración los especialistas detectan un conjunto de 18 puntos, se encuentran en 9 lados bilaterales: la región suboccipital, la región anterior del cuello, la región de las segundas costillas, los trapecios, la zona de origen de los músculos supraespinosos (músculos de la región posterior del hombro), la región del codo, los cuadrantes supero externos de las nalgas (debajo y detrás del cresta iliaca), la epífisis superior del fémur (la epífisis es el saliente óseo en las extremidades superior del fémur) y el cojinete adiposo de las rodillas. 

Esta clasificación tiene sus límites. A algunos pacientes se les diagnostica fibromialgia aunque sean sensibles a menos de 11 puntos de presión. 


Causas 


Aunque se desconocen las causas que originan esta enfermedad, desde la SER explican que hoy en día se piensa que la fibromialgia se produce por una alteración de determinados neurotransmisores del sistema nervioso. 

La sociedad señala que, cuando se produce el desequilibro de los neurotransmisores, se puede producir una serie de alteraciones que podrían explicar los síntomas de la patología. Así, el dolor generalizado se produce como consecuencia de una alteración en las vías de modulación del dolor. 

Por estas causas, el dolor generalizado que relatan la mayoría de los pacientes, se origina porque en ellos hay una percepción anómala de los estímulos sensoriales y, por tanto, interpretan la presión, el calor, la vibración o cualquier otro estímulo como doloroso. 

  1. Mutaciones MTHFR: La manera en que funciona es que, cuantas más mutaciones se tengan en gen MTHFR, menos capaces son para metilar y desintoxicar las toxinas, como el mercurio y el plomo. Dependiendo de la cantidad de mutaciones que se tiene en este gen, refleja la cantidad de metil-B6, metil-B12 y ácido folínico necesario para mantener las vías de desintoxicación funcionando correctamente. 
  2. Tiroides: Al ser revisado se debe solicitar que se revisen los seis marcadores de sangre para obtener una medida exacta de la función de la glándula tiroides. Al tener los niveles de la tiroides a un rango óptimo, generalmente disminuye la fatiga, confusión mental, depresión y trastornos del sueño. 
  3. Deficiencia de vitaminas: Se ha encontrado que las deficiencias más comunes de vitaminas que se encuentran en las personas con fibromialgia, son el magnesio, y la deficiencia de vitamina B12 y D. La mejor manera de medir el magnesio es un nivel de magnesio de glóbulos rojos (RBC), esto puede ser probado a través de su médico. 
  4. Intolerancia al gluten: El gluten está siendo vinculado a más y más de 55 enfermedades. Cada vez es más claro que la mayoría de los síntomas de la intolerancia al gluten, no son en realidad digestivos por naturaleza, pero son en cambio neurológicos, como el dolor, deterioro cognitivo, trastornos del sueño, problemas de comportamiento, la fatiga y la depresión.
    Fibromialgia
  5. Sobrecrecimiento de cándida: Se ha encontrado que muchas personas que sufren de fibromialgia también sufren de un sobrecrecimiento de cándida. La cándida es un hongo o levadura que vive en los intestinos. Si el cuerpo produce en exceso este hongo / levadura se rompe la pared de los intestinos y entra en el torrente sanguíneo, se liberan subproductos tóxicos en el cuerpo y causan una serie de síntomas desagradables tales como problemas digestivos, fatiga, confusión mental y dolor.
  6. Crecimiento excesivo bacteriano del intestino delgado (SBI) e intestino permeable: En el organismo hay bacterias en dentro y sobre el cuerpo, y cuando estas bacterias se desequilibran debido a medicamentos o una dieta inadecuada, pueden obstaculizar la capacidad de digerir y absorber los nutrientes, especialmente la vitamina B12. El gluten puede causar SIBO e intestino permeable y éstos padecimientos pueden al llevar a la intolerancia al gluten y otros alimentos. Puede ser un círculo vicioso, debe tener un intestino sano. 
  7. Micotoxinas: Son sustancias muy tóxicas, producidas por hongos. 

Causas desde el punto de vista de la Alquinatura


Desde el punto de vista de la medicina naturista Alquinatura, una de las causas más comunes de esta patología es uns acumulación de agentes patógenos (virus, bacterias, etc) en huesos, nervios, musculos, ligamentos….. no produciendo infección, sino irritación de los nervios teniendo el conocido dolor. 

Fibromialgia
Esto se origina debido al uso de antidepresivos o químicos alopáticos que afectan directa o indirectamente al sistema nervioso alterando los neurotransmisores, deprimiendo por ende el sistema inmunológico de la persona. Al disminuir las defensas del cuerpo, los patógenos invaden el cuerpo sin tener una respuesta eficiente del mismo. 

El uso de estos medicamentos suele venir originado por procesos depresivos (como ya se comentó anteriormente), insomnio, apatía, dolor general, relajantes musculares. Al tiempo de la toma de los fármacos aparece la enfermedad con todos sus síntomas. 

En el tratamiento farmacológico incluyen de nuevo antidepresivos entre otros, para mejorar el sueño, la fatiga, la depresión, los espasmos musculares y el dolor. De nuevo se trata el sistema nervioso haciendo una rueda con la enfermedad, alteración de los neurotransmisores y sistema nervioso que termina afectando al sistema inmunológico que prepara el terreno para la proliferación de patógenos.


Tratamiento



EL tratamiento conservador y alopático, tal y como indican desde la SER, tiene tres aspectos fundamentales:

  • Farmacológico: El paciente puede incorporar un tratamiento con antidepresivos, anticonvulsionantes y/o analgésicos. El objetivo es mejorar el sueño, la fatiga, la depresión, los espasmos musculares y el dolor.

    Fibromialgia
  • Deporte: Los expertos recomiendan realizar ejercicio físico aeróbico de forma progresiva y gradual y de manera constante.

  • Terapias psicológicas: Este aspecto del tratamiento es fundamental para enseñar al paciente a afrontar de forma correcta la fibromialgia.

El tratamiento desde el punto de vista naturista con Alquinatura implica: 
  • Cambio de alimentación
  • Reequilibrio del cuerpo
  • Aporte de nutrientes necesarios para el organismo
  • Masaje
Fibromialgia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *